Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Piedras animales o el arte de parir sueños. Pequeño auto-relato poético.

En el principio fueron los [malos] adjetivos
Según mis cálculos, hace exactamente treinta años que vengo escribiendo poesía. Comencé medio sin saber lo que estaba haciendo, a los trece años de edad, porque en esa época aún era costumbre cantar serenatas y a mí me pareció que tendría más chances de encontrar una novia si, además de los boleros consagrados, podía ofrecer algunas palabras un poco más seductoras a las chicas que visitábamos de vez en cuando, en pequeños grupos armados de guitarras y maracas, para cortejar. Nada más equivocado, ya que nunca conseguí novia "serenateando" o recitando un poema. Y tal vez ese fue mi primer aprendizaje sobre la completa inutilidad de la poesía para conseguir cualquier cosa en esta vida. 
Lo más curioso del caso es que a mí terminó gustándome eso de escribir y cuando me di cuenta ya estaba garabateando locamente un montón de adjetivos desaliñados de los que los pobres sustantivos no tenían cómo escapar. Así, como que sin querer, de repen…

Últimas entradas

APRENDIZ

EL LUGAR AL QUE QUIERO IR NO EXISTE

ME SIENTO Y ME SALUDO

ENTRE MI MANO Y LA TINIEBLA

ESTA NOCHE REGRESÉ

¿DE DÓNDE VIENEN?

CAMIÓN MUNICIPAL

SOU UNA ENTIDAD PRIMITIVA

INUNDACIÓN

ÉL ESTÁ SENTADO Y ESCRIBE

EL POLVO ES EL MÁS ANTIGUO DE LOS DIOSES

Paisaje en cualquier ciudad del mundo

Espiral